GIMNASIA

Daniel e Isaac, ambos, en Juegos Olímpicos, si no, para mí, como entrenador, sería un fracaso: Luis Sosa

Luis Sosa festeja el oro de Isaac Núñez Farfán en Lima, mientras Daniel Corral lo felicita/INDE





Ensenada, Baja California.- Hace ocho años, dos ensenadenses, Daniel Corral y Santiago López, disputaban el único pase disponible para México en los Juegos Olímpicos de Londres, mismo que al final fue ganado por el primero.

Hoy son nuevamente dos gimnastas nacidos en este municipio, el mismo Corral y el medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Lima, Isaac Núñez Farfán, quienes se perfilan en el proceso olímpico con destino a Tokio el año entrante.

Sólo que en este caso también existe la posibilidad de que sean dos los ensenadenses en los mismos Juegos Olímpicos. Incluso su entrenador, Luis Alberto Sosa, consideraría “un fracaso” el hecho de no conseguir el par de clasificaciones de sus dirigidos en el Club de Gimnasia de Ensenada.

“Es real (la posibilidad). Desde el inicio de ciclo ese ha sido mi propósito y lo hablé con ellos. No voy ni con uno ni con otro, voy por los dos. Y si clasifico solo a uno, será un fracaso. Para mí el éxito verdadero es que los dos vayan a Juegos Olímpicos y estoy trabajando para eso”, afirmó.

Sus expectativas están cifradas “al ver los Juegos Panamericanos”, donde también se abrió la opción de que se amplíe a tres el cupo para mexicanos vía el medallista de oro en anillos, Fabián de Luna.

Lo anterior dijo, con la ventaja que existe en el proceso clasificatorio por aparatos, pues sus apuestas serían en diferente modalidad: la de Corral en caballo con arzones, la de Isaac en barras paralelas y la de Fabián de Lina en anillos.

Por aparato, los gimnastas mexicanos necesitarían ubicarse entre los tres primeros del grupo de participantes aún no clasificados dentro del Campeonato del Mundo programado a partir de la primera semana de octubre en Stuttgart, Alemania.

Además hay un cupo all around para el país. “Esa posibilidad también es real porque hasta con 75 o 77 puntos se puede lograr y todos ellos son de 79 para arriba”, estimó.

En ese sentido, advirtió: “Es posible que uno de los dos clasifique, pero también es posible que ninguno de los dos, así que trabajamos en equipo para un mismo objetivo, y si no se da (la clasificación de ambos), irá el que tenga mejores posibilidades”.

“A nivel nacional se ve como si (Daniel e Isaac) estuvieran compitiendo y lo que yo les transmito es que no es entre ellos, es contra los demás”, apuntó.

Luis Sosa reconoció la armonía dentro del equipo mexicano y puso como ejemplo el trabajo hecho en Lima junto al entrenador Pablo Moguel.

“Estamos trabajando en pro de la gimnasia. Esto es por México, cambiando la perspectiva de cómo se había venido manejando. Que vaya quien tenga que ir y que nos represente de la mejor manera”, refirió.

Mejor equipo de la historia

Así calificó el entrenador del Club de Gimnasia de Ensenada al actual representativo de México.

“Este equipo es de lo mejor que ha tenido México. En mi generación éramos tres o cuatro gimnastas de medianos a buenos y uno muy bueno, que era Daniel. En esta generación hay dos gimnastas muy buenos por aparato”, aseguró.

“Tener a Isaac y a Daniel en el mismo equipo te da muchísima seguridad, y si les pones a Fabián y Kevin (Cerda), hacen un equipazo. Qué lástima que se haya dado hasta ahora en el ocaso de la carrera de Daniel. Me da gusto ser parte de uno de los mejores equipos de México”, señaló.

El oro de Isaac

Desde la etapa preliminar de los Juegos Panamericanos de Lima, cuando Isaac Núñez consiguió su pase a la final en barras paralelas, Luis Sosa se vio “gratamente sorprendido”.

“Hablé con algunos jueces y me dijeron que no se le había quitado nada y salía con una nota de partida alta. Eso nos puso en otra expectativa más alta (en camino a la final)”, donde “la limpieza” y “el ritmo perfecto”, pese a “una salida deficiente”, finalmente, en su opinión, valieron el oro.

“El único rival que podía pelea el oro era el cubano (Ariam Vergara) por la nota de partida alta y su ejecución, pero tuvo un fallo. Dijeron que era falta de experiencia, pero tiene la edad de Isaac”, relató.

Otro descubrimiento del entrenador en torno a su atleta fue la manera cómo afrontó la final.

“Isaac adolecía de la parte psicológica y dio un cambio radical, lo vi maduro, sabiendo lo que tenía que hacer”, resaltó.

El hecho de quedarse solo en las finales all around, en la que terminó sexto, así como en la de barras paralelas, luego de que su compañero de gimnasio Daniel Corral quedara fuera de esas jornadas por un malestar en el hombro, merecieron el reconocimiento de su entrenador.

“Cuando vas con alguien de tu país, con quien entrenas todos los días, tienes más confianza de acercarte. Me preocupó cuando se lastimó Daniel porque me tuve que quedar con él y el profesor Pablo Moguel nos apoyó con Isaac.

“La verdad me ha sorprendido su madurez. (Isaac) preguntó por Daniel, no es egoísta y está centrado en las cosas importantes. Me siento contento de que se le haya dado ese resultado y verlo crecer con potencial para crecer mucho más”, evaluó.

Luis Sosa ya trabaja con sus dos seleccionados nacionales en el Club de Gimnasia de Ensenada. “No podemos parar. Ya viene el Mundial en 18 semanas. El ciclo sigue, la medalla (de Isaac) quedó atrás”, concluyó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top